Fondillón Primitivo Quiles;uno de los grandes tesoros de ARDOONAK

Vuelvo a traer aquí el recordatorio de que ARDOONAK cuenta con el Fondillón Primitivo Quiles en su portafolio. Este maravilloso y escaso tesoro enológico esta a disposición de nuestros clientes para poder ser disfrutado.

Traigo aquí lo que del Gran Fondillón Solera 1948, dice la bodega sobre él.

Este Fondillón de vende en estuche de botella individual, al precio de 48 € + IVA

Nuestro Fondillón

El Fondillón siempre nos ha acompañado en la bodega; el fundador, Primitivo Quiles Verdú, tenía muy presente la importancia histórica de nuestro vino y por ello incorporó a la bodega una solera de Fondillón iniciada en 1892 perteneciente a la casa familiar y que estaba compuesta por dos toneles; se trata de la solera que años más tarde la generación posterior llamó “solera El Abuelo”. Esta solera producía entre 200 y 300 botellas cada tiraje y los tirajes se llevaban a cabo, al igual que en la actualidad, solo en los años en los que el vino llegaba a la suficiente calidad. Durante la guerra civil española la bodega fue utilizada como almacén de material de aviación siendo finalmente saqueada y confiscado todo el vino con la excepción de los dos toneles mencionados que milagrosamente se consiguieron salvar. En los años 50 del siglo pasado se decidió reponer uno de los dos toneles con vino moscatel en lugar del Monastrell viejo que hasta la fecha se venía utilizando, conformando así una “nueva solera” de vino dulce llamada “Gran Imperial” que también sigue vigente en la actualidad, quedando reducida la solera de El Abuelo a un solo tonel que es el que se conserva actualmente.

Aunque la producción principal de la bodega en aquellos años eran los vinos tintos y jóvenes en general para su comercialización en España y fuera de ella, la idea de tener una producción significativa de Fondillón siempre había estado presente, y más aún cuando desaparecieron todas las bodegas de Alicante que producían Fondillón (la última Samper de la que conservamos una botella) y solo quedó en el mercado la pequeña producción de nuestra solera El Abuelo. Nuestro padre mantiene vivo el recuerdo de lo que los corredores de vinos que venían a vender a la bodega le decían a su abuelo: “taste asto Don Primitivo que es fondellol” (pruebe esto Don Primitivo que es fondillón) es decir, la palabra Fondillón seguía siendo sinónimo de excelencia y calidad aunque su época de esplendor había pasado.
Imagen
El momento llegó con la cosecha de Monastrell de 1948 que fue grande en calidad y cantidad y unido a una bajada coyuntural de la demanda, permitió conservar más vino del habitual en los toneles, en suficiente cantidad como para iniciar una nueva solera de Fondillón que saldría al mercado a finales de los años 60. Como no existía otra referencia en el mercado más allá de las pocas botellas de la solera de El Abuelo y se pretendía poner en el mercado un Fondillón asequible, el precio de salida fue el mismo que el famoso vino jerezano “el Tío Pepe” que en aquellos años gozaba de su momento álgido como vino de calidad en España y que era muy vendido en Alicante. De esta forma se recuperó una presencia continua del Fondillón en el mercado que años después se vería reforzada por la feliz aparición de los fondillones de otras bodegas alicantinas.

Durante todos estos años se realizó una labor de investigación histórica y de promoción del Fondillón de Alicante con la pretensión de que nuestro histórico vino resurgiera y volviera a estar presente en la mente de los consumidores y en el deseo de los nuevos productores, reafirmando a la vez el hecho de la excelencia que se puede alcanzar con los vinos de Monastrell de Alicante, leif motiv de nuestra trayectoria.

Hoy vemos con satisfacción como hay cerca de una decena de firmas dentro de la Denominación de Origen de Alicante elaborando su propio Fondillón y que la Monastrell ha recuperado el prestigio que nunca debió ponerse en cuestión en nuestra tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *